¿Se estropea la nata del café?

Para muchos amantes del café, éste es infinitamente mejor cuando lleva un poco de crema. Así que las cremas de café son un producto básico en la cocina de muchos hogares.

Y a menudo se almacenan durante meses, por lo que tarde o temprano casi todos los usuarios de blanqueadores de café se preguntan: ¿se estropea la crema de café?

O tal vez tome café sólo de vez en cuando y no esté seguro de cuánto dura una crema líquida después de abrir el envase. O si comprar una en polvo tendría más sentido.

En cualquier caso, en este artículo hablaremos de las cremas para café. Hablaremos de su almacenamiento, caducidad y deterioro. Hablamos tanto de la nata líquida como de la nata en polvo. Así que no importa cuál prefieras, tenemos todo lo que necesitas.

Pero antes de empezar, quiero que sepas que este artículo trata específicamente de las cremas (o blanqueadores) para el café. Por eso, a continuación no hablaremos específicamente de la leche, la leche semidescremada o la nata.

crema que va al cafe
Índice

Cómo guardar la crema de café

Existen tres variedades populares de cremas para el café. La primera es la nata líquida que se vende en envases de tetrabrik bastante grandes y en botellas de plástico. La segunda es su versión mini: los vasitos sellados. Y la tercera es la crema en polvo. Hablemos del almacenamiento de cada variedad una por una.

Las cremas en botellas de plástico y tetra packs que se encuentran en la sección de refrigerados son casi siempre blanqueadores lácteos. Suelen estar compuestos de leche, nata, azúcar y algún saborizante. Y debido a su contenido lácteo, deben estar refrigerados en todo momento.

Así que, al igual que haces con la media leche, una vez que la lleves a casa, debes guardarla en el frigorífico. Y recuerda mantener el envase cerrado cuando no la uses.

verter la crema en el cafe

En lo que respecta a los tetra packs y las botellas de plástico que se encuentran en las estanterías de los supermercados, la mayoría son productos no lácteos (excepto la leche evaporada en conserva). Y como tales, la temperatura ambiente es perfectamente adecuada para un envase sin abrir. Puedes guardarlos en la despensa o en la cocina, pero asegúrate de que estén alejados de cualquier fuente de calor, como los fogones.

Una vez abierto el envase o la botella, hay que mantenerlo refrigerado y bien cerrado cuando no se utilice. Casi todos los productos de este tipo llevan la etiqueta "refrigerar después de abrir". Si has encontrado una crema de café en la sección de refrigerados, es casi seguro que se trata de una crema láctea y debe estar refrigerada en todo momento.

Crema de café Nestlé

En el caso de las tazas mini selladas, las cosas son aún más sencillas. Desde el momento en que compras el envase hasta que abres un vaso, puedes conservarlos a temperatura ambiente. De nuevo, asegúrate de que el envase esté alejado del calor, y eso es todo.

Por último, pero no por ello menos importante, los blanqueadores de café en polvo. No son diferentes de otros productos en polvo, como la leche en polvo. Lo único que hay que tener en cuenta es que el recipiente esté bien cerrado y alejado de la humedad. Eso es todo.

¿Cuánto duran las cremas de café?

Una vez más, vayamos uno por uno.

Las cremas lácteas que se venden refrigeradas suelen venir con una fecha de caducidad o de consumo preferente. Y aunque se puede conservar un envase sin abrir durante una o dos semanas más, eso es todo.

Una vez abierto el envase, busca en la etiqueta información sobre cuánto tiempo se mantiene fresco después de abrirlo. Si no hay información específica, puede suponer que entre una y dos semanas como máximo.

cafe blanco en taza

En el caso de los blanqueadores que se venden sin refrigerar, ocurre algo parecido. Vienen con una fecha de caducidad, y lo más probable es que si usted abre uno que es un mes más allá de esa fecha, será perfectamente bien.

Estas cremas tienen algunos (o muchos) conservantes, por lo que duran bastante tiempo sin abrir. Una vez abierta la botella, el líquido debería conservar su calidad durante unas dos semanas. Por supuesto, compruebe la etiqueta para ver si el productor da alguna especificación.

tazas de cafe con arte

Cuando se trata de esos vasitos sellados, también tienen fecha de caducidad. Y aunque se trate de una crema láctea, su caducidad suele ser de medio año o más. Estos productos no se estropean con facilidad, así que, aunque la fecha de caducidad de la taza ya haya pasado hace un mes o así, merece la pena comprobar su calidad.

Por último, pero no por ello menos importante, los blanqueadores en polvo. Al igual que las especias, no se estropean, pero su sabor se degrada con el tiempo. La fecha que figura en la etiqueta informa del tiempo que el fabricante espera que el polvo mantenga una calidad lo suficientemente buena como para utilizarlo. Y normalmente se puede utilizar el polvo meses después de esa fecha.

 DespensaFrigorífico
Crema láctea (se vende refrigerada, sin abrir) Caducidad + 1 - 2 semanas
Crema láctea (se vende refrigerada, abierta) 1 - 2 semanas
Crema no láctea (se vende sin refrigerar, sin abrir)Fecha de caducidad + 1 mes 
Crema no láctea (se vende sin refrigerar, abierta) 1 - 2 semanas
Vasitos de crema para el caféFecha de caducidad + 1 mes 
Crema de café en polvoMejor en + 3 - 6 meses 

Tenga en cuenta que todos los periodos anteriores son sólo estimaciones.

arte del cafe con leche 7

Cómo saber si la crema de café se ha echado a perder

En el caso de las natas líquidas, hay que prestar atención a los cambios de textura (grumos, líquido en trozos), olor (agrio o desagradable) y, por supuesto, sabor.

Si temes que tu nata esté pasada, tómate una cucharadita para comprobar su sabor. Si está suficientemente buena, siga utilizándola. Si no, tírala.

Además de esos factores, vigila las fechas, sobre todo de los envases abiertos. Si guardas una botella o un envase durante más de tres semanas, tíralo. A menos, claro, que el fabricante especifique que se mantiene bien durante tanto tiempo.

Cuando se trata de nata en polvo, hay que estar atento a los cambios de textura y a los signos de moho. Pero a menos que haya entrado humedad en el envase, el polvo debería conservarse bien durante años.

La mejor forma de comprobar la calidad de una crema en polvo es preparar una taza de café como prueba. Si todo sabe bien, es que la crema en polvo es adecuada. Si el sabor es ligeramente diferente o simplemente no está a su altura, deseche el envase.

Entradas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Cuando Caduca.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento: No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Contabo que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Subir