Suero de leche frente a crema agria: Similitudes, diferencias y cuándo sustituirla

La nata agria y el suero de leche se utilizan en platos similares, pero presentan algunas diferencias cruciales: el suero de leche es algo espeso y grumoso, pero se puede verter, mientras que la nata agria es espesa y no se puede verter en absoluto. Además, la nata agria suele contener más de cinco veces más grasa que el suero de leche.

A menudo se puede sustituir la nata agria por suero de leche (con algo de leche añadida), pero no es tan sencillo al revés.

¿Le interesa conocer las diferencias, similitudes y cuándo tiene sentido el intercambio?

Si es así, este artículo es para usted. Siga leyendo.

Índice

Cuándo sustituir

El suero de mantequilla y la nata agria no son intercambiables, pero se pueden intercambiar en determinados contextos.

Es más fácil sustituir la nata agria por suero de leche porque si mezclas nata agria con leche, obtienes una mezcla bastante parecida al suero de leche.

Las cosas son mucho más difíciles al revés, porque no se puede convertir un suero de leche ligero y fluido en una crema agria rica y cremosa.

Este es el resumen general. A continuación, vamos a entrar en los detalles.

¿Puedo sustituir el suero de leche por nata agria?

En muchos casos, se puede sustituir el suero de leche por nata agria.

Para hacer "suero de mantequilla" a partir de nata agria, combine tres partes de nata agria con una parte de leche o agua, bata la mezcla para combinarla y compruebe si la textura es la adecuada. Si sigue siendo demasiado espesa, añada más líquido.

La mezcla resultante no sabrá exactamente a suero de leche, pero se parecerá bastante y funcionará bien en la mayoría de los platos cocinados.

(El kéfir es un gran sustituto del suero de leche, si estás buscando uno).

CONSEJO
Por ejemplo, para preparar 1 taza de este líquido similar al suero de mantequilla, hay que combinar 1/4 de taza de agua con 3/4 de taza de nata agria.
Tortitas de suero de leche descongeladas

Esta mezcla no es un sustituto perfecto y a veces no es suficiente. Por ejemplo, si te apetece disfrutar de un vaso de suero de leche fresco, sustituir la mezcla de nata agria por leche no te saldrá tan bien.

Pero si vas a hacer tortitas, gofres, magdalenas o cualquier otra cosa en la que el suero de leche forme parte de la masa que luego se cuece u hornea, la mezcla mencionada debería funcionar bien.

También puedes probar a cambiarla en aliños y salsas, pero en esos casos, añade sólo la nata agria, mezcla todo lo demás y añade poco a poco la leche hasta que la textura sea la adecuada. Sigue este proceso porque los aliños y las salsas no perdonan tanto como los productos cocidos y horneados.

Por último, ten en cuenta que la nata agria es mucho más calórica que el suero de leche, así que si estás intentando limitar tu ingesta calórica, sustituirla por nata agria es una mala idea.

(Sustituir el suero de leche por nata espesa es una idea aún peor si te preocupa tu ingesta calórica).

Verter el suero de leche

¿Puedo sustituir la nata agria por suero de leche?

La sustitución de la nata agria por suero de leche depende en gran medida del plato que se vaya a preparar, y no hay una proporción sencilla.

A menudo, el suero de leche puede utilizarse en platos cocinados u horneados en los que se añade nata agria a la masa. Pero si necesitas nata agria para una salsa cremosa, para cubrir una tarta o un pastel, o un par de cucharadas para unas patatas asadas, el suero de leche no te servirá.

En otras palabras, no es un cambio sencillo, y normalmente es más fácil encontrar una receta similar que utilice suero de leche en lugar de nata agria y utilizarla en su lugar. Pero si te apetece el reto y el plato que estás cocinando es una cena entre semana de bajo riesgo en la que no pasa nada por meter la pata, no dudes en intentarlo.

(Te disculpo por pedir pizza si las cosas se tuercen).

Así que si la nata agria se utiliza para añadir sabor a algo como la masa de tortitas o magdalenas, o para activar el bicarbonato de sodio en los productos horneados, esto es lo que puedes probar. Sustituye media taza de suero de leche por cada taza de nata agria y comprueba si la textura de la masa se parece a lo que buscas.

Si no es así, puede añadir más suero de leche para diluirlo o más ingredientes secos para espesarlo. También puedes añadir una o dos yemas de huevo más para compensar la pérdida de grasa y aportar la riqueza que le falta al suero de leche.

Preparado para panqueques

Otra forma de añadir más grasa es añadir más mantequilla o aceite, dependiendo de lo que utilice la receta.

Dicho esto, si se sustituye la nata agria por suero de leche, lo más probable es que el plato carezca de riqueza y profundidad. Y eso ocurrirá incluso si consigues que la textura de la masa sea la adecuada.

De todos modos, lo que intentas conseguir aquí es que la masa adquiera la consistencia que se supone que debe tener antes de cocinarla u hornearla. Y por eso, si es tu primera o segunda vez con una receta, es mejor que elijas otra, ya que lo más probable es que no consigas la textura adecuada y acabes con un plato mediocre en el mejor de los casos.

(Lo mismo ocurre si intenta sustituir la nata agria por nata espesa).

A continuación, analizaremos las diferencias y similitudes entre ambos productos lácteos.

Sopa cremosa con crema agria

Suero de mantequilla frente a nata agria: Diferencias y similitudes

Existen algunas similitudes entre el suero de leche y la nata agria, pero también hay algunas diferencias cruciales que pueden marcar la diferencia a la hora de cocinar. Lo he dividido todo en varias secciones, para que te resulte más fácil leer lo que realmente te interesa y saltarte el resto.

Sabor y textura

Tanto el suero de leche como la nata agria tienen un sabor similar, ligeramente ácido, aunque este último resulta un poco más ácido. Pero lo que diferencia a ambas es la textura.

El suero de mantequilla es grumoso y un poco más espeso que la leche, pero se puede verter fácilmente. En cambio, la nata agria es como un yogur espeso, rico y cremoso, pero no se puede verter.

Debido a la diferencia de textura, sustituir la nata agria por suero de leche suele ser relativamente fácil: sólo se necesita un poco de líquido para diluirlo y ya está.

Al revés, las cosas son mucho más difíciles porque no se puede hacer que el suero de leche sea rico y espeso. Al añadirlo en lugar de nata agria, básicamente estás sustituyendo el contenido líquido pero sin añadir riqueza. Por eso sugiero añadir una o dos yemas más para compensar.

Tortitas con crema agria descongelada

Utiliza

Suero de mantequillaNata agria
Para hornear magdalenas, galletas, pasteles, bollos, etc.Tartas y pasteles
En aliños para ensaladas (como el ranchero)Salsas y aliños para ensaladas
Beberlo soloHacer las cosas más cremosas (sopas, puré de patatas, etc.)
Productos cocinados y horneados como magdalenas, bollos, tortitas y galletas

El suero de mantequilla y la nata agria tienen usos bastante similares, aunque se puede decir que esta última es un poco más versátil. Mientras que el suero de leche brilla en repostería, la nata agria no solo es ideal para productos horneados, sino que también se utiliza a menudo en salsas y aderezos, gracias a su riqueza.

Además, ambos productos son lo suficientemente ácidos como para activar el bicarbonato de sodio, por lo que no se sorprenda de que los productos horneados que lo requieren suelan utilizar bicarbonato de sodio en lugar de levadura en polvo.

(El polvo de hornear proporciona su propio ácido para activar).

Por supuesto, ambos productos también tienen un par de usos únicos.

A menudo, el suero de mantequilla se bebe directamente del vaso o se añade a los cereales o a la granola. Y en esos casos, sustituirlo por nata agria (incluso mezclada con algún líquido) no funciona tan bien como te gustaría.

Por otro lado, la nata agria es una cobertura estupenda sola (por ejemplo, sobre patatas asadas) o mezclada con un poco de azúcar (por ejemplo, en una tarta de queso). Y seguro que te imaginas el desastre que sería echar un poco de suero de leche líquida sobre unas patatas asadas.

Crema agria en recipiente

Nutrición

Los perfiles de macronutrientes del suero de leche y la nata agria son bastante similares, salvo por la cantidad de grasa. He aquí cómo son (por 100 g):

(por 100 g)Suero de mantequilla[fuente]Nata agria[fuente]
Energía43kcal198 kcal
Proteína3.46g2.44g
Grasa1.08g19.4g
Carbohidratos4.81g4.6g

Como puedes ver, el contenido de proteínas y carbohidratos es bastante similar, pero la nata agria tiene entre 5 y 20 veces más grasa que el suero de leche. El número exacto depende de si eliges una versión entera o reducida en grasa.

(El suero de mantequilla suele venderse desnatado, mientras que en el caso de la nata agria, puede encontrar tanto variedades con toda la grasa como "light").

Debido a la disparidad en el contenido de grasa, la nata agria es una opción mucho más calórica. Así que si estás vigilando tu ingesta de grasas (o de calorías en general), asegúrate de controlar la cantidad de nata agria que utilizas.

Producción

El proceso de producción del suero de leche y de la nata agria es bastante similar. Esto se debe a que ambos son productos lácteos cultivados, a los que se añaden bacterias lácticas.

La principal diferencia es el punto de partida. El suero de mantequilla empieza con leche, mientras que la nata agria empieza con nata. Por eso el suero de leche se mantiene fluido y tiene poca grasa, mientras que la nata agria se espesa y tiene mucha grasa.

(Me refiero a cómo se elaboran hoy en día el suero de leche y la nata agria, y no a cómo se hacían antaño. Ahora los procesos están estandarizados y racionalizados, y no hay que hacer conjeturas).

El proceso de producción es más o menos así:

  1. Tomamos el líquido base. En nuestro caso, es leche para el suero de leche o nata para la crema agria.
  2. Inoculamos el líquido con bacterias lácticas y lo dejamos fermentar. El proceso de fermentación se realiza a temperatura ambiente y dura aproximadamente entre 12 y 36 horas. Durante el proceso, las bacterias añadidas transforman la lactosa (azúcar de la leche) en ácido láctico , lo queespesa el líquido y lo hace más ácido.
  3. Una vez que el sabor y la textura son ideales, se detiene la fermentación y el líquido se refrigera y embotella.

Esta es una descripción general del proceso, y los detalles varían un poco de una marca a otra. Pero siempre es bastante similar a la anterior y, si no te interesa profundizar en los detalles, es suficiente con lo que necesitas saber al respecto.

Lo esencial

El suero de leche y la nata agria tienen un sabor bastante similar, pero la segunda es mucho más espesa y densa que la primera. Por eso, aunque se utilizan en platos similares, no son intercambiables y sustituir uno por otro no es tan sencillo.

Si quieres sustituir el suero de leche por nata agria en un plato cocinado u horneado, basta con combinar tres partes de nata agria con una parte de leche o agua. Al revés, las cosas son mucho más complejas, y es mejor intentarlo sólo si conoces bien el plato que estás preparando.

Entradas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Cuando Caduca.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento: No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Contabo que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Subir