¿Se estropea el vino?

Así que tienes unas cuantas botellas de vino sin abrir en un armario de la despensa. Llevan allí bastante tiempo y de vez en cuando te preguntas: ¿se estropea el vino?

Quizá tus invitados siempre traen una botella cuando te visitan, y como no bebes vino tan a menudo, las botellas se acumulan. O tal vez había una botella enterrada detrás de un montón de latas y tarros, y te olvidaste por completo de ella.

En un momento dado, empiezas a pensar si ese vino aún se puede beber.

Probablemente haya oído alguna vez que el vino mejora con el tiempo. Y tal vez lo hayas asumido como una verdad universal para todas las botellas de vino. Así que una botella que guardas desde hace 5 años será aún mejor dentro de unos años, ¿verdad? Pues no es así.

En cualquier caso, conocer los aspectos básicos de la conservación, la vida útil y el deterioro del vino es un conocimiento útil. Si tienes alguna pregunta o duda sobre cualquiera de estos temas, este artículo es para ti.

Dos botellas de vino y el vino vertido
Índice

Cómo guardar el vino

El almacenamiento del vino no es ciencia espacial.

Debes guardar la botella sin abrir en un lugar oscuro y alejado de cualquier fuente de calor. Más importante que la temperatura en sí es que no fluctúe.

Está muy bien si tienes un botellero en la bodega donde mantener el vino fresco, pero un armario oscuro en la despensa o en la cocina también te servirá. Sobre todo si no eres un experto en vinos (no lo eres si estás leyendo esto) y no se trata de una botella muy cara que vayas a envejecer durante más de 10 años.

ADVERTENCIA
Una botella de vino sin abrir no debe refrigerarse durante mucho tiempo. Enfriar el alcohol en la nevera antes de servirlo está bien.

Si va a almacenar el vino durante un periodo prolongado, como más de un año o dos, recuerde mantener las botellas tumbadas de lado. De este modo, el corcho se mantendrá húmedo y no se secará. Un corcho seco puede contaminar el vino con algunas partículas de corcho y dejar que entre el aire, dos factores que afectan negativamente a la calidad del vino. Para el almacenamiento a corto plazo, el vino puede colocarse en posición vertical y el corcho no debería tener ningún problema.

Tapon de vino en una botella de vino abierta

Una vez abierta la botella, guarda las sobras en el frigorífico, bien cerradas. Si no puedes volver a poner el corcho, utiliza una solución improvisada, como papel de aluminio y una goma elástica. O vierte el vino en una botella más pequeña o en un recipiente alto. Esta última solución tiene la ventaja añadida de ralentizar el proceso de oxidación que altera el sabor del vino.

Tenga en cuenta que he mencionado específicamente un recipiente alto. Esto se debe a que cuanto menor sea la superficie expuesta al aire, mejor será la longevidad del vino.

Si tienes una botella abierta que no vas a terminar en pocos días, puedes congelar los restos y utilizarlos para cocinar. Eso si el vino es apto para cocinar, como el jerez. En cuanto a cómo congelar las sobras, el método de la cubitera parece ser el mejor para ese fin.

Corcho y sacacorchos junto a la botella de vino

¿Cuánto dura el vino?

Seguro que ha oído que el vino mejora con el tiempo. ¿Es cierto? Sí y no.

La mayoría de los vinos disponibles están hechos para ser consumidos jóvenes. Algunos incluso tienen una etiqueta que dice "beber ahora". Como regla general, si ha comprado una botella o dos en el supermercado, no mejoran con el tiempo, y probablemente sea mejor que consuma el vino cuanto antes.

CONSEJO
Si quieres comprar una botella que te gustaría envejecer, primero asegúrate de qué ambiente es el mejor para envejecer el vino y luego ve a una tienda de vinos.

Ya hemos visto que no tiene mucho sentido guardar durante años un vino que no es tan caro. Eso, por supuesto, no significa que deba beberse el vino al mes de comprarlo o se convertirá en vinagre o tendrá un sabor horrible. Ni mucho menos.

La mayoría de los vinos vienen con una fecha de caducidad, y es un buen punto de partida para saber cuánto tiempo conservarán su calidad. Por supuesto, el vino seguirá estando bien unos meses más, pero cuanto más tiempo lo dejes reposar, peor será (con toda probabilidad) su calidad.

Botella de vino sin alcohol

Una vez abierta la botella, lo mejor es terminársela el mismo día. Pero si te sobra algo, puedes guardarlo normalmente entre 3 días y una semana (o incluso más).

Todo depende de cuándo empieces a notar el cambio de sabor, cuánto te moleste y, por supuesto, de lo frugal que seas.

Personalmente, suelo guardar una botella de vino tinto semidulce abierta en el frigorífico incluso durante unas semanas y no noto tanta diferencia de sabor. En otras palabras, lo disfruto incluso después de un par de semanas de abierto. Pero eso es una cuestión de preferencias personales.

NOTA
¿Sabía que se utilizan uvas distintas para hacer vino que para comer? Estas últimas suelen llamarse uvas de mesa, y son las que se pueden comprar en los supermercados.

Una nota rápida sobre cómo aguantan los distintos tipos de vino una vez abiertos. El plazo de 3 a 7 días es una pauta muy general que se aplica a casi todos los vinos. Sin embargo, los vinos espumosos tienden a desinflarse al cabo de 2 o 3 días, así que no alargues demasiado las celebraciones.

Los vinos generosos, en cambio, pueden durar abiertos más de un mes gracias a su mayor graduación alcohólica.

 DespensaFrigorífico
Vino (cerrado)Mejor en + 1 - 3 meses 
Vino tinto, blanco, rosado (abierto) 3 - 7 días
Vino espumoso (abierto) 2 - 3 días
Vino fortificado (abierto) 1 mes

Tenga en cuenta que todos los periodos indicados son estimaciones y se refieren únicamente a la mejor calidad.

¿Cómo saber si el vino está malo?

Cuando se trate de una botella sin abrir, comprueba que todo esté en orden. Eso significa que la botella no tiene fugas y que el corcho está intacto. Si todo parece ir bien, ábrela y comprueba lo que hay dentro.

Si el vino desprende mal olor, tíralo. Lo mismo si sabe mal o ácido.

Si su sabor está bien, pero no es tan bueno, tú decides si lo consumes o lo tiras. También puedes utilizarlo para cocinar si tienes en tu repertorio algún plato que requiera vino.

En el caso del vino, hay que atenerse a la regla de "en caso de duda, tíralo".

Entradas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Cuando Caduca.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento: No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Contabo que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Subir