¿Cuánto dura el aceite de oliva?

El aceite de oliva dura entre dos y cuatro años, dependiendo de la calidad de las aceitunas utilizadas, el proceso de producción y las normas de la marca. Además, también es muy importante cómo lo conservas en casa, tanto antes como después de abrir la botella.

Así que si tienes una botella medio abierta de aceite de oliva virgen extra con una fecha razonable guardada desde hace unos meses, y lo has hecho todo bien, es probable que puedas utilizarla. Pero si no lo has hecho, probablemente esté rancio.

¿Le interesa conocer los pormenores de la caducidad, el deterioro y la conservación del aceite de oliva en casa?

Si es así, siga leyendo.

NOTA
El aceite de oliva virgen extra (AOVE) es el aceite producido por simple prensado de las aceitunas, que es un proceso mecánico. Eso significa que no se han utilizado productos químicos adicionales para extraer más aceite de las aceitunas. Es el mejor tipo de aceite de oliva que existe, pero también el más caro.
botella de aceite de oliva 2
Índice

¿Cuánto dura el aceite de oliva?

El aceite de oliva tiene una caducidad de 2 a 4 años, según la marca y el proceso de producción, y suele conservarse al menos unos meses más.

Una vez abierta la botella, el aceite de oliva se conserva al menos de 6 a 8 meses, posiblemente mucho más. Depende mucho de la calidad, de la fecha de impresión y de cómo se guarde.

Esta es la versión resumida. Entremos en más detalles.

 Despensa
Aceite de oliva (sin abrir)Fecha de cosecha + 2 años o Mejor en + 3 - 6 meses
Aceite de oliva (abierto)6 - 8 meses

Fecha de la cosecha

Las distintas marcas hacen sugerencias diferentes en cuanto a la caducidad del aceite de oliva.

Algunos, sobre todo los que se preocupan por la calidad, optan por periodos de almacenamiento relativamente cortos, como 16 meses. Otros recomiendan periodos más largos, de 24 meses a incluso cuatro años.

Y no es que cuanto mejor sea la calidad del aceite, mayor será la vida útil impresa. La mayoría de las veces es al contrario.

En otras palabras, la fecha de caducidad impresa en la etiqueta no es el mejor indicador que existe. La empresa que vende el producto puede poner lo que quiera, siempre que sea razonable (probablemente entre un año y cuatro años).

Por eso, una buena heurística es utilizar el aceite de oliva en los dos años siguientes a su recolección. De este modo, se aprovecha al máximo en términos de nutrición y beneficios para la salud.

Por desgracia, muchas botellas no llevan la fecha de cosecha impresa en la etiqueta, por lo que no se sabe si las aceitunas son de la cosecha del año pasado o de una de las anteriores.

Nos queda la fecha de "caducidad". Vamos a

CONSEJO
Si vas a comprar una botella cara de aceite de oliva virgen extra, asegúrate de que lleva impresa en la etiqueta la fecha de cosecha y de que es de la cosecha del año pasado. Es la forma más fácil de asegurarse de que aprovecha al máximo su dinero al comprar AOVE.
fecha del aceite de oliva en la etiqueta

Fecha de caducidad y aceite caducado

La fecha que figura en la etiqueta del aceite de oliva es la de consumo preferente, que no es una fecha de caducidad. Se trata de calidad alimentaria, no de seguridad.

En otras palabras, la marca le promete que, si guarda bien la botella, el aceite conservará su calidad hasta la fecha impresa. Tenga en cuenta que no dice nada sobre si el producto se estropeará o cuándo.

Como ya hemos comentado, las distintas marcas proponen distintos tiempos de conservación, y la fecha de cosecha es un mejor indicador del tiempo que debe conservarse el aceite de oliva. Pero, por desgracia, no todas las botellas llevan impresa esta información.

NOTA
Las marcas reputadas casi siempre ofrecen un periodo de conservación razonable de entre 16 y 24 meses, así que no hay mucho de lo que preocuparse. Las cosas son distintas cuando se trata de aceite de oliva barato.

Si no hay fecha de cosecha, intente averiguar la fecha en que se embotelló el aceite: debería conservar la calidad durante unos dos años desde su embotellado. Si tampoco se dispone de esa fecha, lo único que queda es la fecha de caducidad.

Como he mencionado antes, la fecha impresa en el aceite de oliva se refiere a la calidad, lo que significa que el aceite debería mantenerse en buen estado durante algún tiempo después de esa fecha. Por desgracia, no hay forma de saber cuánto tiempo exactamente.

Es la combinación de las prácticas de almacenamiento (más adelante hablaremos de ello), la calidad del aceite y el tiempo transcurrido desde la cosecha y el embotellado hasta la fecha impresa.

Si es de 16 meses, como es el caso del aceite de oliva Bertolli, probablemente pueda obtener otros 8 a 12 meses de buena calidad. Pero si se trata de un AOVE barato con un tiempo de almacenamiento sugerido largo, ya puede ser bastante malo cuando se acerca su fecha.

calentar aceite para cocinar

Una vez abierto

Una vez abierta la botella, el aceite de oliva debería conservar su mejor calidad durante al menos 6 u 8 meses, posiblemente mucho más. Todo depende de la calidad del producto y de cómo se almacene.

(Algunas autoridades en la materia sugieren periodos más cortos, como de 3 a 6 meses).

Por supuesto, la antigüedad de su aceite de oliva también influye mucho en el tiempo que conserva su calidad una vez abierto. Si se trata de una botella fresca, puede conservarse fácilmente durante un año o más. Pero si ya está cerca de su fecha de caducidad, sólo podrá contar con 3 ó 4 meses de buena calidad.

Cabe destacar que muchas marcas no dicen mucho sobre cuánto tiempo se puede conservar abierto su aceite de oliva. En su lugar, muchas de ellas sugieren remitirse a la fecha impresa, independientemente de cuándo abras la botella. Se trata de un planteamiento aceptable, sobre todo si no te importa que el aceite de oliva no sea de primera calidad (como es mi caso).

En última instancia, puedes seguir utilizando tu AOVE abierto hasta que su sabor deje de ser aceptable y, en la mayoría de los casos, eso significa hasta que se ponga rancio.

Hablemos del deterioro.

¿Se estropea el aceite de oliva?

El aceite de oliva no se estropea rápidamente, pero definitivamente no dura para siempre. Lo único que se puede conseguir son unos dos años de calidad decente. Después, su sabor se deteriorará gradualmente y, tarde o temprano, se pondrá rancio.

Eso es lo básico. Entremos en materia.

verter aceite en la olla 2

Ranciedad

El aire, la luz y el calor aceleran el proceso de enranciamiento, por lo que intentamos limitar la exposición del aceite de oliva a los tres factores almacenando la grasa adecuadamente (más información a continuación). Pero aunque hagamos todo lo posible, el proceso de oxidación se produce de forma natural y el aceite de oliva acabará ranciándose.

Su aceite de oliva está rancio si:

Por supuesto, el enranciamiento avanza lentamente con el tiempo. Eso significa que, en algún momento, empezará a notar que el olor o el sabor de su aceite de oliva han cambiado. Y esos cambios serán más pronunciados a medida que pase el tiempo.

Por desgracia, no hay un punto fijo en el que se deba desechar el aceite. Depende de ti, de tu olfato y de tus papilas gustativas.

Además, muchos de nosotros estamos acostumbrados al aceite de oliva rancio, y no nos molesta tanto.

En muchos hogares, no prestamos mucha atención a la calidad del aceite de oliva, y permanece abierto durante un par de años. Y con el tiempo, aprendemos que el sabor amargo es como se supone que debe saber el aceite de oliva.

CONSEJO
Si no está seguro de cómo debe saber el aceite de oliva, la próxima vez que abra una botella nueva, coma una cucharadita. Ese será un buen punto de referencia de aquí en adelante.

En resumen, deseche el aceite de oliva cuando note que está rancio o que su sabor empieza a molestarle.

Otros signos de deterioro

Aunque lo más probable es que su aceite de oliva se estropee al ponerse rancio, hay algunas otras cosas que merece la pena comentar.

En primer lugar, hablemos del color. El color no indica calidad, y las distintas aceitunas tienen colores diferentes de forma natural. Así que el hecho de que tu última botella fuera más dorada y ésta más verde no dice nada sobre si alguna de ellas estaba estropeada o no.

Pero si el color de tu AOVE actual ha cambiado, es una señal bastante segura de que algo va mal y deberías desecharlo.

La consistencia es lo segundo. Si refrigera el aceite de oliva, se volverá turbio y más denso. Es normal, y volverá a su estado habitual después de calentarlo.

(Algo parecido ocurre con otros productos a base de grasa, como la tahina o la mantequilla de cacahuete, que se endurecen bastante en el frigorífico).

A continuación, si notas algo raro en el aceite, como moho cerca del tapón, olor o sabor extraños, o cualquier otra cosa sospechosa, tíralo. Más vale prevenir que curar.

Por último, si el aceite ya ha caducado, o han pasado más de 3 ó 4 años desde la fecha de cosecha, no pasa nada por desecharlo si no te sientes cómodo utilizándolo. De todos modos, es probable que su calidad general no sea buena.

botella de aceite de oliva con tapon

Cómo conservar el aceite de oliva

Guarde el aceite de oliva en un lugar fresco y seco, como un armario de la cocina o la despensa.

Una vez abierta la botella, asegúrate de que siempre esté bien cerrada cuando no la uses. Si quieres, puedes pasarlo a la nevera, pero no es necesario.

Como puede ver, el almacenamiento del aceite de oliva no difiere del del aceite de canola o de pepitas de uva.

Relacionado¿Se estropea el aceite de pepitas de uva?

¿Se debe refrigerar el aceite de oliva?

No es necesario refrigerar el aceite de oliva, ni sin abrir ni una vez abierto. El aceite se mantiene bien a temperatura ambiente durante bastante tiempo, que suele ser suficiente para terminar la botella antes de que se ponga rancio.

Algunos llegan incluso a sugerir que no se debe refrigerar el aceite de oliva. Una de estas autoridades es el Consejo del Aceite de Oliva de California:

El aceite no debe guardarse en el frigorífico, ya que la condensación en el interior de la botella puede provocar sabores extraños. Guárdelo en un armario o despensa fresco y oscuro.Consejo del Aceite de Oliva de California

Lo cierto es que si refrigera el aceite de oliva, se volverá turbio y más denso, pero no necesariamente sólido. Probablemente hayas visto cómo queda si alguna vez has refrigerado una ensalada con un aliño a base de aceite de oliva.

Qué hacer y qué no hacer

Aunque conservar el aceite de oliva no es ninguna ciencia espacial, hay un par de cosas que merece la pena recordar para sacar el máximo partido a la botella.

En primer lugar, mantenga el aceite de oliva alejado de cualquier fuente de calor. Esto significa no guardarlo sobre la estufa, cerca de calefactores, etc.

En segundo lugar, hay que limitar la exposición a la luz. Eso significa utilizar una botella de color oscuro (lo que es bastante habitual hoy en día para el aceite de oliva) y guardarla en un armario. Si tiene que estar sobre la encimera, asegúrate de que no le dé la luz directa del sol.

Por último, mantén el aceite de oliva alejado del aire fresco. Para ello, cierra bien la botella y vuelve a taparla cuando termines de utilizar el aceite.

De todos modos, después de abrir la botella entrará algo de aire, pero estas prácticas ayudarán a reducirlo al mínimo.

Entradas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Cuando Caduca.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento: No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Contabo que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Subir